jueves, 8 de julio de 2010

Historia de la Almohada


Este artículo sin el cual no podemos conciliar el sueño, ¿de dónde es originario o desde cuándo existen las almohadas tal y como las conocemos? Aquí les comparto un poco de su historia.

Las primeras almohadas pueden ser encontradas en la antigua Mesopotamia (hoy Iraq) y el antiguo Egipto, encontrando restos en las tumbas de faraones. En aquél entonces, las cabezas descansaban en madera sólida tallada ligeramente a la mitad.

Durante más de mil años las dinastías Chinas usaron materiales como madera, jade, bronce, bambú y porcelana para dar forma a sus almohadas. Las cuales adoptaban la forma y eran decoradas como animales, plantas, personas o incluso figuras geométricas.

Los antiguos chinos preferían las almohadas de materiales duros, ya que tenían la teoría de que los materiales suaves robaban al cuerpo la vitalidad y causaban problemas graves, desde mala circulación de la sangre, hasta no cumplir con su función de ¡mantener a los demonios alejados!

Los ricos y pudientes de las antiguas Grecia y Roma comenzaron a usar paja, caña y plumas para hacer almohadas más cómodas. Fue durante la Europa del Medievo en que las almohadas y cojines bordados se convirtieron en artículos de moda.

Alrededor de 1700 las almohadas se convirtieron en algo común. Incluso se comenzaron a usar para arrodillarse en la iglesia, mientras las Biblias descansaban en su propia almohada. Gran parte de lo que hoy conocemos como ropa de cama fue desarrollada alrededor del siglo 19, aunque no se produjeron en masa, sino hasta el siglo veinte.

Actualmente las almohadas estándar constan de 3 piezas:

· Un material blando de relleno que es lo que le da la forma y consistencia

· Una funda interior cosida, que puede ser de algodón o fibra

· Una funda exterior que puede llevar broches o cremallera para facilitar el lavado

Por el material de fabricación del núcleo de la almohada, existen diferentes tipos:

· Almohadas de fibra, que son las más habituales

· Almohadas de pluma, generalmente de oca o ganso

· Almohadas de látex

· Almohadas de viscoelástica. Este material, desarrollado a partir de la era espacial, tiene propiedades que evitan la sensación de gravedad y producen un alivio de presión, siendo un producto único para el descanso y la salud. Estas almohadas son totalmente ergonómicas y alivian y previenen problemas cervicales y del cuello.